María del Carmen Aguilar

  Versión PDF

 

facebook

 

Nací en Buenos Aires el 22 de febrero de 1945. Estudié Arquitectura en la Universidad de Buenos Aires y trabajé como dibujante durante toda la carrera. Mientras tanto, cantaba en el coro de la Facultad. Como sabía leer música, el director del coro, Antonio Russo, me pidió que lo ayudara enseñándole las obras a mis compañeros. Me gustó hacerlo y descubrí muchas cosas interesantes sobre los procesos que la gente pone en juego para memorizar música y sobre las estrategias que pueden ayudarlos a aprender. Estos descubrimientos encaminaron mi vocación hacia la música.

Cuando me recibí en la Facultad dejé la arquitectura y me dediqué a la enseñanza musical y a la dirección de coros. Decidida a formarme para mi nueva profesión estudié con Daniel Suárez Marzal, Carlos López Puccio y Francisco Kröpfl. Tuve a mi cargo varios coros vocacionales en Buenos Aires y en Rio de Janeiro y miles de alumnos pasaron por mis cursos de Lectura Musical, Análisis, Folklore y Dirección Coral.

Durante doce años fui profesora titular en la Universidad de Buenos Aires, Facultad de Filosofía y Letras, Departamento de Artes. Trabajé también para el Centro Cultural Recoleta, el Camping Musical Bariloche, la Fundación Antorchas y muchas otras instituciones de Argentina, Uruguay, Brasil, México y España que me invitaron a dar cursos. Continué cantando en dos grupos dirigidos por Carlos López Puccio: primero en el Conjunto Vocal 9 de Cámara y luego en el ESTUDIO CORAL DE BUENOS AIRES, donde soy también asistente de dirección.

Entre 1990 y 2000 asistí regularmente a los congresos que convoca la ISME, International Society for Music Education. Presenté trabajos, estuve a cargo de la organización de seminarios internacionales y me relacioné con educadores de todo el mundo, algunos de los cuales ahora son buenos amigos.

Desde 2011 presido la ONG Redes Musicales, una Asociación Civil sin fines de lucro formada por músicos y docentes con el objetivo de apoyar proyectos inclusivos de educación musical. Hemos colaborado con la Fundación Uruguay Musical y su proyecto de orquestas infantiles Grupos Sonantes, con la Fundación Música Viva de Bariloche y su proyecto de talleres corales barriales, y con otras instituciones educativas y musicales.

Mis estudios universitarios me dejaron una gran pasión por el dibujo y la fotografía. Suelo dibujar en lápiz, tinta china o acuarela, sobre todo paisajes y edificios y uso mis dibujos y fotos para ilustrar mis libros. Me gusta la poesía y he escrito un librito, Estaciones, que regalé a mis amigos. También me gusta el bosque y la montaña, así que cuando puedo me voy al sur argentino y me interesan el Tai-Chi-Chuan, la gimnasia de centros de energía y la meditación.

 

 

Diego Ruiz y Gabriela La Malfa

Mis hijos, Gabriela La Malfa y Diego Ruiz son músicos, cantante y pianista respectivamente.